This site uses cookies to help us manage and improve the website and to analyse how visitors use our site. By continuing to use the website, you are agreeing to our use of cookies. For further information about cookies, including about how to change your browser settings to no longer accept cookies, please view our Cookie Policy. CIick for more info.

Wealth Management – Mosaique Views

Mantener una actitud constructiva

Las expectativas de crecimiento económico y rentabilidad siguen aumentando

Dr. Carlos Mejia, CIO, Rothschild & Co Bank AG y Kevin Gardiner, Global Investment Strategist

La economía mundial está recuperando los niveles de PIB anteriores a la crisis más rápido de lo que sugieren las previsiones de consenso, y puede seguir creciendo a un ritmo superior a la tendencia durante un tiempo. Las expectativas pueden ser todavía demasiado bajas.

El panorama aún no está completamente sincronizado. En Europa continental, el contagio vuelve a aumentar. Sin embargo, se están aplicando vacunas, continúa la adaptación a un mundo más distanciado y la política sigue siendo de apoyo: el impacto económico ha sido más moderado de lo que se temía, y las encuestas empresariales apuntan a la reanudación del crecimiento.

Sin embargo, la economía estadounidense, que ya está creciendo con fuerza, está a punto de recibir otro gran impulso fiscal, con nuevas propuestas en materia de infraestructuras esperando entre bastidores. Podríamos ver unas tasas de crecimiento muy fuertes en los próximos meses. Mientras tanto, el impulso de China muestra pocos signos de flaqueza, y el comercio mundial se ha reactivado en consecuencia (dejando de lado los cuellos de botella temporales).

Este contexto promete un gran rebote de la rentabilidad de las empresas y nuevas oportunidades en los activos corporativos, especialmente en la renta variable, incluso después de su fuerte trayectoria hasta la fecha.

Siempre pensamos que las economías podrían volver a algo parecido a la "normalidad". Pero si las economías se normalizan, también lo harán eventualmente los ajustes de las políticas, y los mercados de bonos -encabezados por los bonos del Tesoro de EE.UU.-están comenzando a anticipar esto. Reconocen que una economía en crecimiento presionará al alza tanto los tipos de interés reales como (eventualmente) la inflación.

En consecuencia, 2021 está resultando mejor para las personas y las empresas, pero peor para los bonos. En algún momento, esas expectativas de tipos de interés más elevados también pueden perturbar los mercados de valores. Pero aunque las valoraciones de las acciones son históricamente altas, no lo son de forma prohibitiva, y siguen siendo relativamente baratas en comparación con los bonos.

Hasta que no aparezca una mayor inflación en los datos -y lo haga de forma sostenida, no sólo por el aumento de los precios del petróleo-, los grandes bancos centrales probablemente mantendrán bajos los tipos de interés oficiales. Si los tipos de interés oficiales se mantienen, las acciones pueden seguir obteniendo mejores resultados. Sin embargo, dentro del mercado, parece probable que continúe la rotación hacia los sectores más expuestos al crecimiento a corto plazo ("cíclico"), y se aleje de los que se caracterizan por centrarse en el crecimiento a largo plazo ("estructural") y la defensa.

Si desea consultar nuestra publicación sobre la asignación de activos, póngase en contacto con su asesor.

More Information

View more Wealth Insights

 

Contact us

Contact your client adviser or send us an email to receive the full publication.