This site uses cookies to help us manage and improve the website and to analyse how visitors use our site. By continuing to use the website, you are agreeing to our use of cookies. For further information about cookies, including about how to change your browser settings to no longer accept cookies, please view our Cookie Policy. CIick for more info.

Wealth Management: Perspectivas de mercado – Esto también pasará

Kevin Gardiner, Global Investment Strategist, Wealth Management

Hace algo más de un mes, se apreciaba un consenso inusualmente positivo que nos llevó a preguntarnos si las acciones estaban quedándose sin margen táctico. Quién lo iba a decir: la difusión del coronavirus más allá de Asia provocó que la bolsa estadounidense registrara en febrero su corrección más rápida desde la Segunda Guerra Mundial (definida como una caída del 10% desde su máximo). Los mercados han vuelto a caer con fuerza en lo que llevamos de mes de marzo.

La tentativa de crecimiento mundial, las elecciones estadounidenses y, de hecho, la mayor parte del resto de cuestiones se han dejado de lado conforme ese consenso positivo se ha ido evaporando. Nos encontramos de nuevo ante un muro de preocupación y, como inversores contracorriente natos (y estudiosos entusiastas de las formas en que interactúan los medios y los mercados), volvemos a pisar un terreno que nos resulta más familiar.

Por desgracia, el coste humano del brote difícilmente puede exagerarse, pero ¿estamos ante una reacción excesiva en el ánimo económico y financiero? No podemos saber con exactitud cuándo se frenarán los contagios en el mundo o cuándo convergerán las tasas de mortalidad. Las perturbaciones en el sector empresarial probablemente serán considerables: después de alejarse a finales de 2019, la posibilidad de una recesión se ha acercado de nuevo. Tampoco nos tranquiliza mucho la reacción de pánico de los bancos centrales, que en este contexto parece tan ilógica como probablemente ineficaz.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado de que los contagios se han frenado en China durante las últimas semanas. Las perturbaciones económicas podrían no durar mucho, pero si lo hacen, sospechamos que una recesión por este motivo podría ser menos amenazadora de lo normal, no más. Además, las caídas de las bolsas desde un punto de partida indudablemente elevado nos parecen más abultadas que el posible valor de los negocios perdidos.

Ante este alarmante e inesperado golpe, nuestro consejo para los inversores pacientes es que mantengan la calma y esperen a que se aclaren las cosas, pero sin dejar de buscar oportunidades para reforzar las posiciones a largo plazo, no recortarlas.

Descarga el documento completo Perspectivas de Mercado (PDF 804 KB)

More Information

View more Wealth Insights