Image

Rothschild Private Wealth: Perspectivas de mercado — Diez años después (Spanish)

19/09/2018

Kevin Gardiner, Global Investment Strategist, Rothschild Wealth Management

El interminable verano está acabando rápidamente y volvemos al trabajo en un contexto bastante sobrio: el décimo aniversario del colapso de Lehman, la continua inquietud en torno a los aranceles entre Estados Unidos y China, las ventas masivas en los mercados emergentes o las preocupaciones geopolíticas. Todo, cuando nos encontramos ante el periodo más largo de alzas bursátiles de todos los tiempos en la renta variable estadounidense.

El contexto económico sigue siendo relativamente positivo: una mezcla de crecimiento continuo con inflación moderada que ofrece una rentabilidad saludable, junto con un riesgo de tipos de interés aceptable (incluso en Estados Unidos, que disfruta de pleno empleo).

La renta variable ha recorrido un largo camino, pero el fuerte crecimiento de los beneficios significa que la ratio precio/beneficio (PER) a futuro del mercado estadounidense se diferencia poco con respecto a hace tres años.

Aún puede evitarse una guerra comercial en toda regla, mientras que las ventas masivas en los mercados emergentes nos parecen controlables. El fuerte crecimiento de Estados Unidos, que está ayudando a normalizar sus tipos de interés y respaldando al dólar estadounidense, también debería impulsar las exportaciones de numerosas economías emergentes, a pesar del aumento de los aranceles.

Es posible que esas preocupaciones geopolíticas globales también sean más manejables de lo que se temía. La conversación de moda sobre la muerte de la democracia parece prematura.

En general, dejando de lado los ecos históricos y los riesgos más contemporáneos, aún consideramos que los activos relacionados con el crecimiento son la fuente más probable de rentabilidad a largo plazo que puede superar a la inflación.

Descarga el documento completo Perspectivas de Mercado (PDF 894 KB)

-