Image

Wealth Management: Perspectivas de mercado – Manteniendo la mente abierta | Teoría Monetaria Moderna | Elecciones estadounidenses y carteras

07/01/2020

Kevin Gardiner, Global Investment Strategist, Wealth Management

Un año que parecía predestinado al desastre para los inversores podría terminar recibiendo la calificación de histórico. Mientras escribimos, la mayoría de las clases de activos han batido ampliamente a la inflación. El tirón alcista, sobre todo en las bolsas, no fue únicamente un rebote tras las abultadas pérdidas de finales de 2018: las rentabilidades desde finales de 2017 también son netamente positivas. La volatilidad se ha mantenido baja en las acciones, los bonos y las divisas.

Estamos intentando abordar lo que nos deparará el futuro con una mente abierta. La política monetaria sigue siendo generosa, que es una de las razones del buen comportamiento de las acciones y los bonos. Podría mantenerse así durante algún tiempo más a la vista del creciente interés por las medidas (aún más) alejadas de la ortodoxia como la denominada Teoría Monetaria Moderna (TMM), que goza de popularidad entre algunos de los candidatos que buscan la nominación del Partido Demócrata en 2020. En este número, abordamos brevemente qué podría suponer para las carteras la TMM y la campaña de las elecciones presidenciales en EE. UU.

Dudamos que la política monetaria tenga que ser tan generosa. La desaceleración mundial podría estar dando sus últimos coletazos, pero aunque no fuera así, desde una óptica macroeconómica apenas se ha apreciado el tipo de desaceleración que cabría esperar a tenor del nivel actual de los tipos de interés y los precios de los bonos. A consecuencia de ello, seguimos considerando que muchos bonos están prohibitivamente caros, dado que la mayor parte de los rendimientos siguen moviéndose por debajo de las actuales tasas de inflación.

Un cambio de postura - muy especialmente - de la Fed también golpearía a las bolsas, pero posiblemente eso solo ocurra si un revés económico importante termina siendo menos probable de lo que se teme. Las valoraciones bursátiles todavía son discretas en su mayor parte, por lo que dicho revés podría durar poco. Seguimos pensando que la renta variable constituye la fuente más probable de rentabilidades a largo plazo para batir a la inflación.

Esta Perspectiva de mercado se publicará de nuevo en febrero de 2020. A nuestros lectores, allí donde estén, les deseamos un plácido y próspero Año Nuevo.

Descarga el documento completo Perspectivas de Mercado (PDF 1.53 MB)

-