Image

Wealth Management: Perspectivas de mercado – Llegaremos cuando lleguemos (Spanish)

18/10/2018

Kevin Gardiner, Global Investment Strategist, Wealth Management

Los medios de comunicación -y gran parte de nuestra industria- ven la economía y las finanzas como un drama. Abunda la urgencia, la emoción y las exigencias.

La realidad es menos emocionante. Con el tiempo, los trabajadores mejoran en sus respectivas actividades al producir más bienes y servicios de forma más eficiente. En la práctica, invertir es más un maratón que una carrera de velocidad y hay muchas carteras perfectamente aceptables. Tener un poco de paciencia puede ser de ayuda.

Por eso sigue pareciéndonos que la próxima recesión y/o crisis financiera estadounidense puede estar bastante lejos, al margen de las subidas de tipos de interés, de los rendimientos de los bonos y de los precios del petróleo.

El renovado despilfarro de Italia se presenta abrumador. La riña comercial está centrándose más en el eje Estados Unidos-China, y de ello podemos prever desenlaces tanto positivos como negativos. Todavía es factible un acuerdo entre el Reino Unido y la Unión Europea, al igual que una transición más larga.

Los expertos con sed de emociones volverán a estar en lo cierto algún día (y para entonces es posible que estemos de acuerdo con ellos). La volatilidad se ha mantenido notablemente baja este año y hace tiempo que debería haberse producido un repunte a niveles más «normales» (como hemos dicho en muchas ocasiones). Es posible que nos esperen tiempos arduos si el crecimiento de los beneficios de las empresas estadounidenses se desacelera en 2019 y la Reserva Federal (Fed) sigue normalizando los tipos de interés.

Pero las economías y los mercados no siempre colisionan y se desploman. Si invertimos como si lo hicieran, nuestras carteras podrían ser más sólidas cuando lleguen finalmente los problemas, aunque podrían no ser tan graves.

Descarga el documento completo Perspectivas de Mercado (PDF 1 MB)

-